Levantamiento Facial y Cuello con Hilos

shutterstock_79371007Slide thumbnail
shutterstock_377700712Slide thumbnail
shutterstock_378813298Slide thumbnail

La ritidoplastía es una operación que fue diseñada para tratar de mejorar la apariencia de la cara, especialmente en el área de la quijada y el cuello. Un buen candidato para esta operación es aquella persona que tiene desplazamiento inferior de estos tejidos y que retiene una buena estructura ósea y elasticidad en su piel.
Esta cirugía remueve el exceso de piel en la cara y el cuello a la vez que ajusta el tejido subcutáneo y la musculatura facial. Este procedimiento sin duda te hará ver más joven, saludable y relajado/a.
La piel por ende se eleva y los músculos y el tejido subcutáneo se ajustan. La incisión se cierra con una sutura fina y se hacen drenajes para disminuir la incidencia y aparicion de pequeños hematomas.
Este procedimiento es ambulatorio y se hace bajo anestesia local con sedación. Como en otros procedimientos de este tipo, mantener la cabeza en alto, utilizar compresas frías, y reposar diariamente, ayudará a la recuperación. Los puntos se sacan a los 7 días después de la operación.